Es bien sabido que la eficacia de la desinfección del entorno está condicionada principalmente por dos factores: a) Las caracteristícas del desinfectante – b) El modo de aplicación.
Hasta ahora, el método de aplicación desinfectante fueron: fregar y frotar, enjuagar y aclarar, uso de sprays, nebulización pero todos estos metodos requieren mucho tiempo de implementación además de las dificultades objetivas para el logro de un nivel de calidad satisfactorio. De hecho la desinfección via aerosoles por diseminación en áreas herméticamente cerradas de un desinfectante  como el peróxido de oxigeno o  de nieblas secas de por ejemplo ozono, tienen las complicaciones y restricciones  de este tipo de aplicaciones, esto es, la imposibilidad de reutilizer el espacio tratado en un largo period de tiempo, la falta de efectividad en el area complete debido a que no llega a todos los rincones  de dificil acceso y la ausencia de desinfeccion  total de los equipos.
Mediante el método de pulverización o frotando la superficie a tratar, la eficacia de la desinfección generalmente se limita sólo a 1/6 de todo el ámbito sanitario.
Este exclusivo sistema permite desinfectar superficies y materiales de todo tipo, de una manera rápida y eficaz y con la reutilización inmediata de espacios y equipos.
Gracias al sistema HYGIENIO es posible obtener una mezcla bifásica (desinfectante liquido + vapor) que , en contacto con una superficie, condensa, permitiendo un tratamiento desinfectante  continuo y homogéneo.

El vapor pulverizado junto con particulas de desinfectante invade y se adhiere a pisos, paredes, muebles y objetos de cualquier forma y material sin problemas, es decir, sin descuidar los microespacios, donde, bacterias, hongos y moho siguen proliferando normalmente

Es por eso que Hygienio revoluciona la desinfección y le permite llegar a los más altos estándares de descontaminación de superficies en lo que se refiere a los metodos viables hoy en día.